SIGMADIEZ

Nacidos para correr

ENLACES DESCARGABLES

  • Resumen extendido y más completo
  • Ficha con los puntos más importantes del libro

Para ver los enlaces debes estar registrado en una Membresía Standard

El libro habla de una tribu mexicana llamada los tarahumaras. Un pueblo en el que no existe el crimen, ni los robos, ni la corrupción, ni la obesidad, ni la drogadicción. Los tarahumaras no enferman de diabetes ni se deprimen, ni siquiera envejecen. Gentes capaces de correr largas distancias sin apenas mostrar síntomas de cansancio. En la lengua tarahumara existen dos tipos de humanos, los rarámuris, aquellos que huyen de los problemas y los chabochis, aquellos que los causan.

Los tarahumaras en realidad no son grandes corredores, sino grandes atletas y aquí es donde está la diferencia. Los corredores son como obreros en una línea de montaje: llegan a ser buenos haciendo una cosa, moverse hacia delante a una velocidad constante. Los atletas son como Tarzán, nadan, luchan, saltan y se columpian en lianas. Son fuertes y explosivos. Uno no sabe lo que hará Tarzan a continuación y por eso nunca se lesiona.

El cuerpo necesita ser sorprendido para desarrollar la capacidad de recuperación. siguiendo la misma rutina diaria, el sistema musculoesquelético descubre rápidamente la manera de adaptarse y empieza a ir en piloto automático. Pero si se le sorprende con nuevos desafíos, (saltando por encima de un arroyo, arrastrándose en plan comando por debajo de un tronco, corriendo hasta que los pulmones estén a punto de estallar) decenas de terminaciones nerviosas y músculos auxiliares se ven activados de pronto. Para los tarahumaras eses es su día a día

Correr descalzo

Leonardo Da Vinci consideraba el pie humano, con su fantástico sistema de suspensión de peso compuesto por la cuarta parte de los huesos del cuerpo como una obra maestra de ingeniería.

Ken Bob Descalzo, es u Manifiesto del Pulgar Desnudo  empezaba diciendo: Varios de ustedes están probablemente sufriendo dolores crónicos relacionados con correr.

¡Las zapatillas bloquean el dolor, no el impacto!

¡El dolor nos enseña a correr cómodamente!

Desde el momento en el que empieces a andar descalzo, cambiará tu forma de correr.

Toda la protección que llevan las zapatillas modernas debajo de la planta de los pies deja correr con zancadas grandes y descuidadas lo que retuerce la parte baja de la espalda, además de producir tirones. Cuando corres descalzo la postura se corrige instantáneamente, la espalda se endereza y las piernas permanecen en la posición correcta debajo de las caderas.

No es de extrañar que los pies sean tan sensibles. Son dispositivos autocorrectores. Cubrirlos con zapatillas para amortiguar los golpes es como apagar los detectores de humo.

VERDAD DOLOROSA: Las mejores zapatillas son las peores

Según estudios dirigidos por el doctor Bernard Marti, especialista en medicina preventiva de la universidad de Berna en Suiza, los corredores que usa las mejores zapatillas del mercado tienen un 123 por ciento más de probabilidades de lesionarse que los que usan zapatillas baratas. Tras analizar a 4358 corredores vieron que aproximadamente el 45% habían sufrido algún tipo de lesión pero lo que más sorprendió al doctor Marti fue que la variable más común entre los lesionados no era la superficie sobre la que entrenaban, o la velocidad, la distancia o el peso corporal. Era el precio de sus zapatillas. Los corredores que usaban zapatillas de más de 95 dólares se lesionaban el doble que aquellos que usaban zapatillas de menos de 40 dólares

Evolución

Los neandertales eran cazadores fantásticamente bien dotados y habilidosos constructores de armas, y probablemente hubiesen aprendido a hablar antes que nosotros. Tenían una ventaja enorme en la carrera por la dominación mundial.

Para cuando apareció el primer homo sapiens en Europa, los neandertales llevaban cómodamente establecidos casi doscientos mil años.

Diez mil años después de la llegada del homo sapiens a Europa, los neandertales desaparecieron. Nadie sabe como ocurrió. La única explicación es que algún misterioso Factor X nos dio a nosotros (las criaturas más lentas, tontas y delgaduchas) algún tipo de ventaja crucial sobre el equipo estrella de la edad de hielo. No fueron armas, no fue la inteligencia, ¿Podría haber sido la capacidad de correr?

En toda la historia de los vertebrados  sobre la tierra, los humanos son los únicos bípedos corredores que no tienen cola. De la misma manera, el tendón de Aquiles no tiene utilidad ninguna a la hora de caminar y esa es la razón por la que los chimpancés carecen de él. Al igual que el Australopithecus, nuestro antepasado medio simio de hace cuatro millones de años. Los primeros tendones de Aquiles aparecieron dos millones de años después con el Homo erectus.

Conclusión

Tenemos un cuerpo hecho para la acción pero un cerebro que siempre está buscando la eficiencia. Vivimos o morimos debido a nuestra resistencia, pero debemos recordad que la resistencia pasa por la conservación de la energía y esa es una tarea que corresponde al cerebro.

Durante millones de años vivimos en un mundo sin policías,  taxis, ni comida rápida. Nuestra seguridad, alimentación y transporte dependía de nuestras piernas y no es que uno pudiera esperar a que una tarea terminara antes de empezar otra.

La única manera de sobrevivir era dejando algo en el tanque de reserva y ahí es donde entra el cerebro: el cerebro siempre está maquinando,  cómo reducir costes, conseguir más por menos, almacenar energía y tenerla lista en caso de emergencia.

Nivel Precio  
Membresía Standard 8.25€ por Mes. Selecciona
Membresía premium 16.95€ por Mes. Selecciona
Membresía gratis Gratis. Selecciona
Membresía Standard pago anual 135.00€ por Año. Selecciona

← Volver al inicio

La transformación de la mente moderna

ENLACES DESCARGABLES

  • Resumen extendido y más completo
  • Ficha con los puntos más importantes del libro

Para ver los enlaces debes estar registrado en una Membresía Standard

La mente humana está preparada para  el tribalismo, se crió en la tribu y está preparada para conflictos frecuentes. La evolución humana no es solo la historia de unos individuos que compiten con otros dentro de cada grupo, es también la historia de grupos que compiten contra otros, a veces con violencia.  Todos descendemos de personas que pertenecieron a grupos que fueron constantemente mejores para ganar esa competición. El tribalismo es nuestra  herencia evolutiva para agruparnos y prepararnos para el conflicto intergrupal.  Cuando se activa el interruptor de la tribu nos aferramos más estrechamente al grupo, asumimos y defendemos la matriz moral  del grupo y dejamos de pensar por nosotros mismos. Cuando adoptamos una actitud tribal  nos preparamos para la batalla del nosotros contra ellos.

Las redes sociales hacen cada vez más fácil que uno se encierre en una cámara de eco.  Los motores de búsqueda y los algoritmos están diseñados para darte más de aquello que pareces estar interesado, lo que lleva a los conservadores y a los progresistas a matrices morales más desvinculadas  por mundos de información mutuamente contradictorias. El aislamiento tanto físico como electrónico de las personas de las que discrepamos permite que las fuerzas del sesgo de confirmación, el pensamiento de grupo y el tribalismo, tiren de nosotros y nos separen más. De otro modo, los partidos acaban viéndose el uno al otro no como rivales legítimos, sino como peligrosos enemigos.

ANSIEDAD Y DEPRESIÓN

Algunas de las cosas que están haciendo las universidades para proteger a los alumnos de las palabras y las ideas acaban elevando la demanda de servicios de salud mental al hacer inadvertidamente un mayor uso de las distorsiones cognitivas. Si más estudiantes dicen que se sienten amenazados por ciertos tipos de lenguaje, entonces se deben ofrecer más protecciones. En el deseo de hacer a los estudiantes frágiles, en lugar de antifrágiles como son por naturaleza, algunas de estas protecciones pueden ser contraproducentes y hacer a la larga que las cosas sean peores para esos estudiantes a los que pretenden ayudar

EDUCACIÓN PARANOICA

Los esfuerzos por proteger a los niños de los peligros ambientales y los accidentes de tráfico  han sido muy positivos para ellos, en cambio, intentar proteger a los niños de los riesgos impidiéndoles que adquieran experiencia (ir andando al colegio, trepar por un árbol, usar unas tijeras afiladas) es otra cosa. Estas protecciones conllevan un coste, ya que los chavales pierden oportunidades de aprender habilidades, a ser independientes y a valorar riesgos. El problema de esta perspectiva de que “todo es peligroso” es que la sobreprotección es un problema en sí misma.

Al colocar un escudo protector sobre nuestros hijos atrofiamos sin darnos cuenta su crecimiento y les privamos de las experiencias que necesitan para convertirse en adultos competentes y funcionales. La ultraseguridad coge a los niños que son antifrágiles por naturaleza y los convierte en adultos jóvenes más frágiles y con más ansiedad, y por tanto más receptivos a la falsedad de la fragilidad: lo que no te mata te hace más débil.

DECLIVE DEL JUEGO

Se puede encontrar una respuesta provocadora al observar cómo juegan otros mamíferos, que en su mayoría incluyen alguna versión de los juegos de persecución. En las especies depredadoras, como los lobos, sus cachorros parecen preferir ser los perseguidores. En las especies que son la presa, como las ratas, las crías prefieren ser los perseguidos.

Nuestros antepasados primates fueron presa y depredadores  pero fueron presa durante mucho más tiempo.  Esto podría ser la causa de que los niños humanos disfruten cuando practican sus habilidades para la huida y el escondite. El juego es esencial para que el cerebro se cablee de forma que dé lugar a un adulto funcional. Los adultos que son privados del juego no desarrollan toda su capacidad. La experiencia es tan fundamental para el cableado de un cerebro grande que, en su primer borrador, incluye una fuerte motivación para practicar conductas que le darán el tipo correcto de retroacción para optimizarse y prosperar en el entorno que lo rodee. Por eso los mamíferos jóvenes sienten tantos deseos de jugar, a pesar de los riesgos

La sobreprotección por tanto podría conducir a unos niveles de ansiedad excesivos. Tenemos que proporcionar entornos más estimulantes para los niños en lugar de obstruir su desarrollo.

PREPARA EL NIÑO PARA EL CAMINO, NO EL CAMINO PARA EL NIÑO

No puedes enseñar la antifragilidad directamente, pero les puedes dar a tus hijos el regalo de la experiencia. Las miles de experiencias que necesitan para convertise en adultos resilientes y autónomos. El regalo empieza por el reconocimiento de que los críos necesitan pasar algún tiempo sin estructura ni supervisión para poder aprender a juzgar por sí mismos los riesgos y practicar la gestión de cosas como la frustración, el aburrimiento, y los conflictos interpersonales.

La verdad es poderosa, pero el proceso por el cual llegamos a la verdad es fácilmente corrompido por los deseos de los que la buscan y las dinámicas sociales de la comunidad. Una universidad dedicada a la búsqueda de la verdad debe preparar a sus estudiantes para el conflicto, la controversia y las discusiones.  Los estudiantes también deben aprender a plantear argumentos bien razonados y a evitar argumentos ad hominem.

Si podemos educar a las siguientes generaciones de manera mas sabia, sus miembros serán más fuertes, más ricos, más virtuosos e incluso estarán más seguros.

Nivel Precio  
Membresía Standard 8.25€ por Mes. Selecciona
Membresía premium 16.95€ por Mes. Selecciona
Membresía gratis Gratis. Selecciona
Membresía Standard pago anual 135.00€ por Año. Selecciona

← Volver al inicio

SIGMADIEZ