SIGMADIEZ

AUTOMOCIÓN

El sector del automóvil no está viviendo su mejor momento, es cíclico por naturaleza y a la hora de analizarlo exige un nivel de conocimiento un poco más avanzado. Bien es verdad que no es dificil, pero para entender bien la empresa y sus proyecciones a futuro, es un poco más laborioso de lo habitual.

Lo primero que recomiendo es buscar informes sobre el sector para hacernos una idea de de donde viene, a donde va y en que punto del ciclo puede encontrarse. Para ello no hay mas que buscar en google con frases como “automotive industry market outlook pdf” o algo similar. Esto es recomendable hacerlo para cualquier sector en realidad.

A la hora de comparar empresas del sector, hay que buscar una serie de indicadores (en adelante KPI´s, del inglés Key Performance Indicators) que nos dan información muy valiosa sobre la empresa. Todos los sectores tienen los suyos propios y en el caso del sector que nos ocupa, lo que hay que mirar principalmente es:

  • EBITDA/número de empleados
  • Número de vehículos/número de empleados
  • EBITDA/número de vehículos

*No confundir este EBITDA con el EBITDA normalizado que calcularemos más adelante

Si la empresa tiene varias marcas o divide su negocio en subcategorías (vehrículos, motocicletas, vehículos pesados…) es ir sumandolo todo para sacar los cálculos

Una vez sacado el número total de vehículos vendidos de todas las marcas o segmentos de la empresa, lo siguiente que hay que hacer es capturar un ciclo completo, es decir, de pico a valle, durante varios años. A lo largo de este ciclo, iremos pasando a nuestro excel o dónde querámos apuntarlo, el seguimiento de todos los KPI´s que he expuesto anteriormente, tanto de la marca que estemos mirando como de algún comparable. Con los datos podemos hacer uno o varios gráficos para ver la evolución de un vistazo.

Ahora vamos a mirar la financiera. Casi todas los fabricantes tienen una financiera dentro de sus cuentas. Esta habría que analizarla a parte, por book value y después hacer Suma de las Partes (SOP) con el negocio industrial. Los KPI´s más importantes son el ratio de morosidad, valor residual de los coches, activo vs equity…Tb es bueno mirar las cuentas por cobrar provenientes de esta área que se encuentran en el balance.

La parte financiera suele ayudar a crecer al negocio industrial en los tiempos buenos y aporta caja en los malos.

NORMALIZACIÓN DEL EBITDA

Ahora que tenemos todos estos datos vamos a normalizar el EBITDA. Para ello tenemos que sacar el volumen de vehículos vendidos de todos los años del ciclo. Con los ingresos históricos después sacaremos el coste medio por vehículo vendido y los costes reportados históricos.
A la hora de calcular intereses habría que mirar la media de estos en los últimos años y asumir que a futuro serán parecidos.


Y por último los impuestos, aplicando el porcentaje del pais en cuestión donde esté la empresa. Si no se sabe, se puede aplicar una media de todos los años anteriores.

 Una vez tenemos el EBITDA normalizado podemos sacar el EBITDA medio por vehículo y el coste medio por empleado y compararlo con los peers.

ESTIMACIÓN A FUTURO

Ahora vamos con la estimación de ventas a futuro. Tenemos que tener en cuenta que no es lo mismo las ventas que se realicen en los países desarrollados que en los emergentes.  Por ello, vamos a asumir que las ventas subiran en base al CAGR de los últimos años en los paises emergentes y para los paises de la OCDE creceran a su media histórica. Con ello nos podemos hacer una idea del porcentaje que podemos aplicar a la hora de estimar a futuro.


En el informe anual te pondrá el precio medio de coches vendidos. Esto lo multiplicas por el total de coches que estimas que va a vender (ingresos normalizados por el porcentaje que hemos estimado arriba) y obtienes los ingresos.

A esos ingreos le quitas los costes, que los sacas haciendo un histórico o estimando lo que van a gastar en I+D, electrificación, etc y llegas al EBITDA estimado.

Si sale el capex de mantenimiento en el informe anual, que lo normal es que no, se le resta y sino se le aplica la amortización con una inflación del 2% para los próximos años y con esto llegas al EBIT.

Al EBIT le restas intereses e impuestos y llegas al FCF normalizado antes del capex de crecimiento  y antes de repartir dividendos. Es decir, lo que le queda limpio a la empresa, por decirlo de manera llana.

Con este FCF ya puedes hacer la valoración por Earning Power Value o, si no quieres rizar tanto el rizo, utilizando ese FCF para estimar múltiplos históricos y valorando por este método.  Una empresa de este estilo sería correcto valorarla en torno a 8x FCF

CONCLUSIÓN

Parece un poco complicado pero en realidad no lo es tanto. Sólo es algo laborioso que no se hace en media hora. Personalmente la automoción es un negocio que no me gusta y en el que nunca he invertido, pero es conveniente saberlo analizar, al igual que el resto. Desde mi punto de vista veo mas valor en distribuidores de piezas o aftersales.

3 comentarios en «AUTOMOCIÓN»

    • Muchas gracias por tu comentario, siempre es agradable recibir feedback. La verdad es q en muchas industrias veo mas calor en los componentes q en las propias empresas del sector, como por ejemplo en el sector aéreo e incluso el de los componentes electrónicos. De componentes de automoción puedes mirar empresas como Linamar, faurecia, akwel, valeo…luego tienes las típicas brembo, lingotes, continental…en venta de componentes Autozone, o’reilly, advance autoparts, relais, mekonomen…las de renting tb pueden estar bien sixt, ald…
      Un saludo

      Responder

Deja un comentario

error: Contenido protegido
SIGMADIEZ